Verano, Peques y Sol: Enseñar y proteger de los Rayos del Sol

Estamos en Verano, ha llegado el momento de disfrutar de esas merecidas vacaciones y, que mejor que pasar esos días con los mas peques de la casa. Durante el periodo estival, sea en la playa, la piscina o la montaña nuestra piel y, sobre todo, la de nuestros
hijos va estar expuesta al sol. Cuida y enseña a tu Peque como protegerse del Sol y haz que aprendan de la forma que más les gusta .....JUGANDO 

Sabemos que, en los niños, el sol es beneficioso y necesario para estimular  la síntesis de vitamina D, imprescindible para la absorción de calcio y de magnesio en los huesos, favorecer la circulación sanguínea y mejorar o curar algunos problemas de la piel.

Sin embargo, no actuar con la sensatez necesaria puede ocasionar que esos efectos beneficiosos se tornen nocivos por una sobreexposición y se produzcan problemas de quemaduras u otras patologías de la piel. Por este motivo, mamas, papas vamos a hacer gala de esa sensatez que nos caracteriza y repasemos algunas medidas que no conviene olvidar cuando nuestros hijos están a punto de enfrentarse a la exposición del sol a “pecho descubierto”. Recordar que llenar los bolsos de playa o piscina de protector solar está muy bien pero, al contrario de lo que decía Bugs Bunny, “Esto NO es todo amigos”.  Las barreras físicas son fundamentales tanto para bebés, como para niños y mayores.

Enumeremos algunas de las premisas a tener en cuenta para proteger a nuestros Peques del sol:

  • La mejor protección es no estar al sol. Evita la exposición de los niños al sol, especialmente los más pequeños, en las horas centrales del día entre las 12:00 y las 18:00 horas. Estas horas son las de mayor intensidad ya que los rayos del sol inciden perpendicularmente y son más perjudiciales para su piel.
  • Usa, SIEMPRE, crema de protección solar. Especialmente en los más pequeños.

 

  • Si prevés que tu Peque va a estar expuesto al sol de forma, más o menos, continuada debes contemplar:
    • Utilizar Medios físicos siempre que sea posible (ropa adecuada, gorro, sombrillas, gafas..…)
    • Recuerda que, además de una ropa fresca, transpirable, una correcta hidratación puede evitar el temido “golpe de calor”.
    • Educa a tus Peques en la importancia de protegerse del sol. Hazlo de la forma que a ellos más les gusta….jugando.
    • Enséñale la diferencia entre con sol – sin sol, que se acostumbren  a ir por la sombra, escoger lugares sombreados para comer, jugar... Crear hábito siempre es lo mejor.
    • Un Protector solar adecuado es primordial:
      • Debe estar recomendado para su edad.
      • En los niños, usar factores máximos de protección, siempre por encima del Factor 30. En los más pequeños los factores mas altos.
      • Recuerda que debes aplicarlo con antelación suficiente para que se fije bien a la piel antes de exponerse al sol. Procura  dársela, al menos, 15 minutos antes de la exponerse al sol.
      • Tras el baño procura que este fuera de la exposición y vuelve a darle de nuevo el protector. Es recomendable, al menos, cada 2 horas
      • Se prudente. Controla el tiempo que el niño está expuesto al sol, sobre todo, en los primeros días. Limita el tiempo de exposición hasta que la piel vaya cogiendo el moreno, así evitarás que se queme.

En definitiva, el sol es salud pero debe tomarse con responsabilidad. Por tanto, eduquemos y enseñemos a nuestros peques a disfrutar del sol de forma segura, incorpora esos hábitos saludables en su día a día y muestra a tu peque su importancia, así, además de tener menos problemas en la piel, sabrán que con responsabilidad el sol no es nuestro enemigo.

Compartir es vivir. Si consideras relevante esta información dale "me gusta" y  "compartela" ayudarás a su difusión 

Gracias SIEMPRE y os espero en el próximo 

 

 




TuPequeeslaEstrella Redacción
TuPequeeslaEstrella Redacción

Autor



Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.